Automatizando textos repetitivos

Es más que probable que nos pasemos gran parte del tiempo escribiendo los mismos textos, unos textos que difícilmente suelen cambiar. Por ejemplo, cuando nos solicitan los datos del banco para domiciliar un recibo, cuando nos preguntan el horario de almacén, cuando debemos indicar a un invitado la mejor forma de llegar a nuestras oficinas, etc.

Las frases de cortesía, distintas firmas de correo electrónico, el aviso de un envío, la solicitud de información, de colaboración… Casi siempre suelen usarse las mismas palabras.

Por supuesto, en ámbitos más técnicos se escriben una y otra vez las mismas frases. Nosotros, por ejemplo, solemos dar instrucciones cuando renovamos un antivirus. Y si no fuera porque nuestros productos cambian cada día, podríamos hacer el mismo trabajo en una décima parte del tiempo usando los automatizadores de texto.

Hay varias herramientas para automatizar los textos repetitivos. Pero hoy te proponemos uno: TEXTER.

COSAS DIFÍCILES DE ESCRIBIR, DE RECORDAR
Un automatizador de texto podría servir para cuando no dominamos una determinada jerga profesional o incluso un idioma. Por ejemplo, para pedir una factura a un proveedor extranjero, lo mejor es no complicarse la vida y “cocinar y conservar” un texto claro y sencillo (para el extranjero) que podamos disparar para la próxima vez.

FORMULARIOS CANSINOS
Siempre se nos pregunta lo mismo: el nombre, la dirección, el nombre de la empresa… Cuando necesitamos algo de un sitio web, cuando un nuevo proveedor nos pide los datos, etc. Siempre es lo mismo. Y casi siempre hay algo que hemos hecho mal, que hemos omitido, o lo hemos puesto en un formato no aceptado. A veces toca repetirlo todo de cabo a rabo. La automatización de textos nos ahorra tiempo.

COMO FUNCIONA
Una vez descargado el programa e instalado, nos encontraremos con un nuevo iconito en la parte derecha de la barra de tareas de Windows. Con un doble clic añadiremos un texto de activación, que es una especie de abreviatura. Por ejemplo “<a1”, o algo aún más corto. Y en la ventana del texto a añadir, escribiremos todos los detalles sobre nuestra dirección. De este modo, cada vez que escribamos “<a1” se sustituirá por el texto que hayamos configurado, por muy largo que éste sea.

Funciona a modo de autocorrector.

Puedes descargar el programa haciendo clic aquí: DESCARGAR TEXTER.