Asistencia Remota

¿QUÉ ES LA ASISTENCIA REMOTA?
La asistencia remota consiste en una intervención técnica a distancia sobre un ordenador. El único requisito es que éste ordenador pueda conectarse a Internet. El técnico realiza la reparación o configuración desde sus instalaciones, que pueden estar a miles de kilómetros, tomando el control total del ordenador del cliente. La seguridad y privacidad están garantizadas por las características del soporte técnico.

¿CUÁNDO SE DEBERÍA UTILIZAR?
A todos, alguna vez, nos ha fallado el ordenador en un momento crítico y hemos tenido que esperar horas (o incluso días), para que un técnico solucionara el problema.
Otras veces, es preciso un análisis o un proceso largo para dejar el Pc en óptimas condiciones. El coste de la asistencia técnica es proporcional al tiempo empleado. En ocasiones, el ordenador presenta pequeños inconvenientes que hacen perder bastante tiempo, pero que no justifican un desplazamiento. Con la asistencia remota, estos inconvenientes quedan eliminados, accediéndose, además, a una serie de ventajas adicionales.

CARACTERÍSTICAS
No se requiere instalar ningún programa. Tan solo se necesita acceder a una página web y seguir las breves indicaciones del técnico. Éste puede configurar una única intervención o el seguimiento durante un tiempo determinado, que puede ser de unas horas o unos días. La conexión caduca automáticamente o puede finalizarse tanto por el técnico como por el cliente.

El técnico puede reiniciar el ordenador (o apagarlo), por lo que no es necesario que el usuario esté delante, pudiendo incluso ausentarse de la casa u oficina. Un conjunto de herramientas permite ver el estado del Pc mucho más rápidamente que un técnico presencial.

internetVENTAJAS
Este servicio ofrece una atractiva gama de ventajas para el cliente:

Reducción de costes. La ausencia de desplazamiento se convierte en una reducción del precio final, es decir, tan solo se paga el tiempo de la intervención técnica.

Procesos largos sin molestias y más económicos. Si es preciso realizar un proceso largo, como una copia de seguridad, o una desinfección de virus, la intervención in situ supone un largo tiempo de inactividad tanto para el técnico como para el usuario. Además, el tiempo de esta inactividad se factura. El control a distancia permite al técnico programar estas pruebas en horarios que no molesten al usuario. Usuario y técnico se liberan y el coste de la intervención disminuye notablemente.

Atención inmediata. Menor tiempo de espera significa poder continuar con tus tareas diarias mucho antes. El tiempo perdido es menor y la actividad habitual se reanuda mucho antes.

Mayor flexibilidad horaria. Los horarios más flexibles permiten más comodidad para el usuario y el técnico, concertando para la intervención el mejor momento para ambos: ¡ni siquiera tienes que estar en casa!

Privacidad garantizada. Utilizamos la mejor herramienta de acceso remoto del mercado. Esta herramienta respeta la privacidad del cliente, por lo que verás en todo momento lo que el técnico está haciendo en tu ordenador. Además, habrá un registro de actividad que estará visible durante la intervención. Podrás, en todo momento, desconectar la sesión.

Respeto al medio ambiente. Los desplazamientos significan horas en la carretera, horas buscando aparcamiento, y un gasto de energía que perjudica gravemente al medio ambiente. En este sentido, y siempre que se pueda, debería optarse por una intervención remota antes que por una presencial.

¿CÓMO ACCEDER AL SERVICIO?
Es necesario concertar previamente la asistencia técnica. Ésta se realizará lo más inmediatamente posible. Te indicamos nuestros canales de comunicación:

Teléfono:
93 818 23 42

Formulario de contacto:
Contactar

Una vez recibida tu solicitud, un técnico se pondrá en contacto contigo.